Cosmética

En la industria cosmética, una administración eficiente de la cadena de suministro es vital para lograr una ventaja competitiva.

La industria del cuidado personal en general es un sector muy dinámico con gran dependencia de los cambios de usos y costumbres de la población que además se ve altamente influenciado por el poder adquisitivo de sus consumidores. También es un sector donde se registran puntas estacionales importantes sobre todo relacionadas con periodos de festividades donde el consumidor normalmente se anima a comprar este tipo de productos. Es por ese motivo que es necesario un alto grado de flexibilidad para adaptarse a la estacionalidad propia de este tipo de productos intentando mantener siempre los altos niveles de calidad y eficacia requeridos.

Es un sector que se caracteriza por tener un alto grado de automatización en la preparación de pedidos de productos de lujo o de valor añadido, y por la necesidad e importancia de contar con información detallada, precisa e inmediata.

Sector de Cosmética - Effylog

Capacidades destacables de Effylog WMS en el sector de la cosmética

Intuitivo y ágil para facilitar que el consumidor disponga del producto en el mínimo tiempo posible y minimizando errores logísticos.

gestión del inventario

effylog WMS permite una gestión del inventario transparente y veraz, en donde en la gestión de los procesos de manipulación y almacenamiento de los productos se tienen en cuenta la rotación de los mismos lo que provoca mejoras en la eficacia de las tareas y una reducción de costes y tiempo.

manipulación y almacenaje especial

Parte importante es el tratamiento que se le da a las materias primas, donde muchos de los componentes de los productos de cosmética, dada su condición de materiales peligrosos, requieren una manipulación y almacenaje especial.

reglas de comportamiento

effylog WMS permite definir, dadas las características de las familias o grupos de artículos, zonas y ubicaciones especiales de almacenamiento acordes con las condiciones del producto donde además, se deben tener en cuenta otros aspectos como la cercanía con otros productos que pueden afectar a la integridad y condiciones óptimas del artículo, las condiciones ambientales, etc. Al poder definir todas estas reglas de comportamiento, se evita la dependencia del factor humano, mejoras significativas en la seguridad y una reducción de costes al evitar mercancías deterioradas en el almacén.